viernes, 16 de octubre de 2009

LUCES Y SOMBRAS DE LA MASONERÍA (II)

De la misma manera en que hemos tenido el mal tino de iniciar a personajes de por lo menos dudosa moral, también hemos sido afortunados en contar entre nuestras filas masónicas a grandes personalidades que, al margen de la política o la guerra y de su increíble fama mundial –algunos no tanto-, merecerían ser recordados por su labor pacífica y progresista en el seno de nuestras logias, pues todos ellos pertenecieron a la Orden de la Escuadra y el Compás.


Martin Luther King Jr. (1929-68),
Pastor bautista y hermano masón de las logias Prince Hall, desarrolló una importante labor como activista del Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos para los afroamericanos. Por tal motivo, fue condecorado con el Premio Nobel de la Paz en 1964. El Hermano Luther King organizó y llevó a cabo diversas actividades pacíficas reclamando el derecho al voto, la no discriminación y otros derechos civiles básicos. Se le concedió a título póstumo la Medalla Presidencial de la Libertad por Jimmy Carter en 1977 y la Medalla de oro del Congreso en 2004.





Mahatma Gandhi (1869-1948)
Desde 1918 figuró abiertamente al frente del movimiento nacionalista indio. Instauró nuevos métodos de lucha, todos pacifistas: paros laborales y huelgas de hambre, rechazando la lucha armada y predicando la No-Violencia, llegando a la desobediencia civil si fuese necesario. Su influencia moral sobre el desarrollo de las conversaciones que prepararon la independencia de la India fue considerable. Fue iniciado en una logia en Londres.



Jean-Henri Dunant (1828-1910)
Banquero y activista social suizo. En 1846 ingresa a la Liga de las Almas, dedicada a la asistencia social y espiritual de los necesitados de Ginebra. Durante un viaje de negocios en 1859 fue testigo de las secuelas de la batalla de Solferino en Italia, con una imborrable imagen de 40,000 muertos y heridos, sin nadie que les asista. Escribió sus memorias y experiencias en el libro “Un recuerdo de Solferino”, que fue la inspiración para crear un cuerpo de voluntarios para socorrer a los heridos de guerra. Invitado a la Conferencia de Ginebra, propuso la total neutralidad de los servicios médicos y de sus equipos de trabajo, que para ser reconocidos como tales, llevarían el emblema de una cruz roja sobre fondo blanco. En ésta reunión nace el Comité Internacional de la Cruz Roja, cuyos principios son: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariedad, unidad y universalidad. Arruinado económicamente, Dunant continuó trabajando por la protección de los prisioneros de guerra, la abolición de la esclavitud, etc. En 1901 recibe el primer Premio Nobel de la Paz por la creación de la Cruz Roja y el Comité Internacional de la Cruz Roja. Muere en Suiza en 1910.

Albert Schweitzer (1875-1965).
Médico, teólogo protestante y músico franco-alemán. Cambió una exitosa y prometedora carrera como músico por la dedicación de los más necesitados en África. En 1913 concluyó sus estudios de medicina y se trasladó como misionero al África Ecuatorial Francesa. Allí fundó un hospital y atendió a 2,000 pacientes durante el primer año. Se hizo cargo personalmente del cuidado de cientos de leprosos y afectados por la enfermedad del sueño. La Primera Guerra Mundial interrumpió su actividad, por considerársele enemigo. Regresó a Francia entre 1917 y 1918. En 1924 volvió a África y reconstruyó el hospital y lo equipó para cuidar a miles de enfermos, aunque 2 años más tarde la hambruna y una epidemia de disentería lo obligaron a removerlo de sitio. Poco a poco se fueron construyendo pabellones y casas. En 1952 recibió el Premio Nobel de la Paz, cuyo dinero invirtió en techos para casas de leprosos y en chapas de uralita. Su visión de la vida estaba basada en la idea de la Reverencia por la Vida.



Walter Fleming y William Florence.
En 1870 había cientos de masones en Manhattan, muchos de ellos desayunaban en el Knickerbocker Cottage, en una mesa especial ubicada en el Segundo piso. Ahí la idea de una nueva fraternidad masónica entusiasmó a dos: el médico Walter M. Fleming y el actor William J. Florence, masones ambos. Tras un viaje al medio oriente, Florence transmitió su idea a Fleming y nació la Antigua Orden Árabe de los Nobles del Relicario Místico, adoptando el grupo una temática del Medio Oriente. El nuevo grupo se dedicó a fundar hospitales para niños afectados de poliomielitis y, más tarde, para niños y jóvenes de hasta 17 años quemados. Así nacieron los Shriners, dedicados a la curación y tratamiento de los infantes en Canadá, Estados Unidos, México y Panamá.

Nelson Mandela (1918).
El preso político más famoso del mundo. Inició como activista en contra de la segregación racial de Sudáfrica en los años cincuenta y sesenta. Encarcelado en 1963, obtuvo su liberación en 1990. Durante su tiempo en prisión, se convirtió en la figura más conocida de la lucha contra el Apartheid. Primero fue condenado a 5 años y más tarde a cadena perpetua. Recibió el indulto de manos del presidente Frederik DeClerk en 1990 e hizo un llamado a la reconciliación nacional, iniciando ambos un proceso de democratización. En 1994 se llevaron a cabo las primeras elecciones libres del país y Nelson Mandela fue electo el primer presidente de raza negra de Sudáfrica, cargo que ocupó hasta 1999. Recibió el premio Nobel de la Paz en 1993 (junto con DeClerk). Su legado ha mejorado las condiciones sociales de su país.



Carl von Ossietzky (1889-1938).
Escritor y pacifista alemán. Fue miembro de la sociedad “Abajo las armas” fundada por el también Hermano Alfred Hermann Fried. Combatió, muy a su pesar, en la I Guerra Mundial. Tras esta, se erigió en paladín del pacifismo colaborando en varios periódicos. En 1922 fundó el movimiento “Nie Wieder Krieg” (Nunca más la Guerra) y denunció el secreto rearme que se estaba realizando en Alemania. Fue subdirector del diario Volkszeitung de Berlín y en 1927 dirigió el semanario de izquierda Die Weltbühne, en que defendió el desarme y la paz internacional. Fue condenado a 18 meses de cárcel por el renaciente régimen militar alemán, acusado de alta traición. Salió en 1932 por una amnistía. Al llegar Hitler al poder en 1933 fue nuevamente encarcelado, pasando tres años en diferentes campos de concentración, donde enfermó de tuberculosis. Obtuvo en premio Nobel de la Paz en 1936, merced a propuesta impulsada por Albert Einstein, Romain Rolland y Thomas Mann. El premio fue tomado por Hitler como una ofensa, por lo que prohibió que en adelante, ningún alemán lo recibiera. Carl Von Ossietzky murió en el hospital de la prisión sin haber recibido el importe del premio.



Robert Baden-Powell (1857-1941).
Fue actor, pintor, músico, militar, escultor y escritor británico. Participó en diversas campañas militares en África, obteniendo gran popularidad, en especial por su heroicidad en la defensa de Mafeking. Al regresar a Gran Bretaña, se convirtió en un destacado autor en materia de educación y formación juvenil. Sus ideas inspiraron a jóvenes británicos a formar patrullas con las que se inició de manera informal, el Movimiento Scout Internacional. Tras su renuncia al ejército se dedicó plenamente a la formación del Movimiento Scout, participando en actividades por todo el mundo, propagando y asentando las bases del escultismo moderno. Tras varios reconocimientos, se retiró con su esposa a Kenya, donde murió.


Bill Wilson.
Hijo de padre alcoholico y abandonado por su madre, se enroló al ejército. A los 22 años tomó su primera copa de licor y cayó en el abismo del alcohol. Su novia y pareja de toda la vida trató de apartarlo, viajando por todo el país, pero lo único que lograron fue arruinarse. Vivieron de la caridad de los padres de ella y en 1933 ingresó en el hospital de Manhattan para desintoxicarse. Allí, entró en contacto con grupos esotéricos y masónicos y con las ideas filosóficas de Carl Jung. Tras la terapia, volvió al trabajo hasta que en Akron, Ohio, a punto de recaer, reconoció que “Sólo si ayudo a otros alcohólicos podré salvarme”. Ayudado por Robert Smith, el 10 de junio de 1935 fundaron Alcoholicos Anónimos. Wilson desarrolló los 12 pasos y pronto su fama se extendió por toda la ciudad. Seguía arruinado económicamente y no aceptó una gran suma de dinero que el hijo del magnate Rockefeller le ofreció porque “hubiera corrompido nuestro espíritu”. Hoy, AA está en 12 países y tiene 2 millones de miembros.

Aristide Briand, Frank B. Kellog y Gustav Stresemann
Premios Nobel de la Paz.
El ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Aristide Briand, propuso en 1927 al Secretario de Estado norteamericano Frank B. Kellog, un pacto que proscribiera y prohibiera la guerra como instrumento de política nacional. Ambos gobiernos presentaron el tratado llamado Briand-Kellog a otros países que lo firmaron: Alemania, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón, Bélgica, Polonia, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Irlanda, India y Checoslovaquia. Briand, Kellog y el canciller alemán Gustav Stresemann diseñaron un futuro de paz bajo el arbitrio de la Sociedad de Naciones. El tratado no terminó con los conflictos, pero sirvió para fundamentar la acusación de crimen contra la paz en los juicios de Nuremberg. Pero más importante, es el definitivo rechazo a la guerra como medio de la política. Briand recibió el premio Nobel de la Paz en 1926, conjuntamente con Stresemann, y Kellog en 1929. Los tres eran masones.







9 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola Hector

    Estaba esperando la continuación de este tema y me da mucho gusto saber que hombres tan importantes y trascendentes en la historia de la humanidad hayan tambien formado parte de la Orden , gracias por compartirlo con nosotros.

    Me hubiera gustado saber si alguna mujer formaba parte de esta lista de luces y sombras, (mas de las luces jajajaja)

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría comentarte que en la breve reseña que haces de Bill Wilson, no fue el quien rechazo la ayuda la fundación rockefeller, fue la fundación la quien no quiso apoyar, por que dañaría el espíritu de la comunidad y solo le ofrecieron $5000 dolares. Bill Wilson quería mas, por que el deseaba poner hospitales y misioneros que propagaran el mensaje de AA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En alcoholicos anonimos se sigue una filosofia masónica, aunque es verdad que te quitas del alcohol
      pero poco a poco vas perdiendo la verdadera fe.
      El demonio también hace milagros, te quita del alcohol
      para ganar tu alma

      Eliminar
    2. En alcoholicos anonimos se sigue una filosofia masónica, aunque es verdad que te quitas del alcohol
      pero poco a poco vas perdiendo la verdadera fe.
      El demonio también hace milagros, te quita del alcohol
      para ganar tu alma

      Eliminar
    3. ¿Y cual es la verdadera fe?

      Eliminar
  4. Me gustaría comentarte que en la breve reseña que haces de Bill Wilson, no fue el quien rechazo la ayuda la fundación rockefeller, fue la fundación la quien no quiso apoyar, por que dañaría el espíritu de la comunidad y solo le ofrecieron $5000 dolares. Bill Wilson quería mas, por que el deseaba poner hospitales y misioneros que propagaran el mensaje de AA.

    ResponderEliminar
  5. http://www.aa.org/assets/es_ES/smf-165_sp.pdf

    ResponderEliminar
  6. Me gustaria saber mas sobre el tema de los alcoholicos anonimos y sus secretos

    ResponderEliminar