lunes, 3 de diciembre de 2012

Historia y desarrollo de la Masonería en Orizaba, México 1a. Parte

Generalidades
Orizaba es una ciudad de aproximadamente 130,000 habitantes. Enclavada en la zona central y montañosa del Estado de Veracruz, México, a 1240 metros sobre el nivel del mar y estratégicamente ubicada en la principal ruta comercial entre la Ciudad de México y el puerto de Veracruz. Posee 41 kilómetros cuadrados de superficie.

A partir de los inicios del siglo XVIII, la ciudad comenzó con un serio desarrollo, convirtiéndose de un simple lugar de paso de productos y de descanso del viajero a un centro pujante. Para el 27 de enero de 1774 se le otorgó el título de Villa por el Rey Carlos III. El de ciudad lo obtendría -conjuntamente con Córdoba y Jalapa- el 29 de noviembre de 1830.


Establecimiento de las primeras Logias Masónicas
Los tradicionales historiadores de Orizaba, Joaquín Arróniz y José María Naredo, ambos del siglo XIX, eran eminentemente de extracción conservadora y sumamente religiosos. Por tal motivo, el tema de la instalación de la Masonería en la ciudad apenas si es abordado por ellos y de manera bastante prejuiciosa en sus obras. Es por ello que escasos datos se pueden recabar de la primera etapa de la institución en la Ciudad de las Aguas Cantarinas. Es en base a otras fuentes, más generales, como los libros de los HH.'. José Ma. Mateos (Historia de la Masonería en México, 1884) y Richard Chism (Una Contribución a la historia masónica de México, 1899) como podemos rellenar los huecos que existen para divulgar una historia de la Francmasonería en Orizaba, Veracruz.

Aunque no se conoce la fecha exacta, se sabe que fue en el año de 1827 cuando se instalaron las primeras logias masónicas en Orizaba. No sería extraño que hubiese masones asentados en la aún villa en aquellos años, principalmente españoles avecindados y pertenecientes al Rito Escocés Antiguo y Aceptado, mas en todo caso se encontrarían desorganizados toda vez que México recientemente había obtenido su Independencia y el país aún se encontraba en un estado caótico.

El Rito de York, al cual pertenecía el Presidente Guadalupe Victoria, había enviado emisarios a muchas partes de la República con la finalidad de levantar logias de éste rito. A Orizaba llegaría el coronel Matías Eduardo Valverde, quien en poco tiempo reunió un número no escaso de personas que fueron iniciadas (por ley debieron ser mínimo siete, aunque pudieron haber sido más). La historia de Arróniz señala que se abrieron 3 Logias en Orizaba pertenecientes a este rito.

El historiador Mateos señala que para 1828 ya se habían instalado 102 logias yorkinas en territorio nacional. En Orizaba, como señalé arriba, eran 3, mas se ha perdido el nombre de una tercera. Probablemente haya abatido columnas antes de concluir el año anterior o bien, Arróniz se equivocó. Lo cierto es que se han registrado, gracias a Mateos, los nombres de las primeras Logias y las Luces que las iniciaron:

Logia LA INDIA DE AHAUIALIZAPAN (Correspondiente al número 49 entre las creadas):
  • Venerable Maestro: Vicente Prieto
  • Primer Vigilante: Gregorio Uruñuela
  • Segundo Vigilante: José María Prado.
Logia JUSTICIA SAGRADA (En otros textos la llaman Justcia Segunda, corresponde a la número 80):
  • Venerable Maestro: Matías Eduardo Valverde
  • Primer Vigilante: Joaquín Fernández
  • Segundo Vigilante: José María Prado
Enfrentamiento entre Escoceses y Yorkinos: la revuelta de Montaño
Se carece de datos fehacientes que estipulen si existían logias masónicas escocesas en Orizaba. Lo cierto es que el Congreso del Estado de Veracruz se encontraba en manos del escocismo en su mayoría; y estos veían con mucho recelo a sus rivales de York. A principios de 1828, en Otumba, Guerrero, se levantó en armas el coronel José María Montaño en contra de estos últimos, lo que generó simpatías entre los congresistas jarochos, quienes se pronunciaron en su favor. Cito a Arróniz:

"Una vez pronunciado el Congreso, el gefe (sic) político de Orizaba Vicente Segura, el párroco Dr. Cantarines y el Lic. Rafael Argüelles, obrando en completo acuerdo con las autoridades superiores del Estado (...) comprometieron al Regidor Rafael Rosete, a que propusiera en el Ayuntamiento que este representara pidiendo al Gobierno del Estado, la expulsión del Ministro de los Estados Unidos (se refiere al H.'. Yorkino Joel R. Poinsett), la persecución de las sectas masónicas (sic) y la adopción de otros artículos del plan de Montaño (...)"
La iniciativa se desechó gracias al entusiasmo de jovenes yorkinos que laboraban en el Ayuntamiento orizabeño; mas en poco tiempo llegó de Jalapa la orden al Jefe Político sobre la adhesión al Plan de Montaño. Como este se negase a actuar, varios regidores se acercaron al comandante militar, coronel de artillería Francisco Berna y se acordó que se procediera a la prisión del Jefe Político Segura, su secretario Manuel Argüelles y el regidor Mariano Bezares y Caballero, lo que se verificó al amparo de la noche.

Sucedió entonces un levantamiento. La guarnición de Orizaba, dirigida por Matías Eduardo Valverde y el coronel José Mariano Jiménez marcharon llevandose la artillería a Córdoba (Veracruz), mientras otra fuerza asentada en Cosomatepec intentó avanzar sobre Orizaba. Berna salió al encuentro con una diminuta fuerza, logrando en Sumidero (población al noreste de Orizaba) la huida de los sublevados.

El general Manuel Rincón, quien se hallaba en Oaxaca, al conocer las noticias que provenían de Orizaba, dispuso que el Batallón de las Villas se dirigiera a Puebla y con el resto de su división partió a Orizaba. Bastó su presencia para disipar la revuelta. Mas tarde, el Congreso del Estado recapacitó y negó el apoyo a Montaño. Apenas a tiempo, pues diversos ayuntamientos, encabezados por Orizaba iban a solicitar la disolución del parlamento estatal.

El historiador José María Naredo cita que a partir de la división de escoceses y yorkinos en la ciudad, resultó la muerte de un hombre apellidado Monterrey y un herido llamado Rafael Manuel Callejas, lacerados ambos en "las tinieblas de la noche" (sic), acusando a la Masonería Yorkina de Orizaba de perpetrar dichos crímenes por dos Hermanos Expertos Terribles, de quienes jamás se llegó a conocer sus nombres.

Al finalizar este episodio, los otrora Hermanos de Logia comenzaron a verse con recelo (continuará...)

Bibliografía:
Arróniz, Joaquín. Ensayo de una Historia de Orizaba, 1980 (facsímil de 1867).
Chism, Richard E. Una contribución a la Historia Masónica de México. 1899
Mateos, José María. Historia de la Masonería en México. 1884.
Naredo, José María. Estudio Geográfico, Histórico y Estadístico del Cantón y de la Ciudad de Orizaba (Tomo I, Libro II), 1898.
Ortega, Héctor E. La Masonería en Orizaba. 2006.


2 comentarios:

  1. Que logia fundo Manuel M. Oropeza y en que año.




















    Que logia fundo Manuel M Oropeza y en que año.



    Que logia fundo Manuel M. Oropeza y en que año atentamente su ultimo nieto Jorge C. Oropeza P.






    ResponderEliminar
  2. También tengo la duda sobre el masón grado 33 Manuel M. Oropeza. Gracias por su atención

    ResponderEliminar