martes, 17 de noviembre de 2009

EL SÍMBOLO PERDIDO - CRÍTICA LITERARIA

Pues bien, volvemos a estar en la picota, gracias Dan Brown. Una vez más los masones y la Masonería se encuentran bajo la inquisitiva mirada mundial, buscando el colocarnos el pie para poder tropezarnos y soltar a bocajarro nuestros más oscuros secretos y misterios más misteriosos, habidos y por haber. Aunque quizás ello no sea necesario: gracias a la lectura de El Símbolo Perdido (Planeta, 2009), miles o tal vez millones de ávidos lectores se crean a pies juntillas la teoría conspiracionista de que la Francmasonería posee y custodia un Gran Secreto que pondría a temblar a más de uno en las pretensiones de dominación universal.



Si algún mérito hemos de darle a Dan Brown en éste, su quinto thriller policiaco, es que se encuentra mucho mejor estructurado que el anterior (El Código Da Vinci, Umbriel, 2003), ha mejorado su calidad literaria y trata a la Masonería con bastante justicia, pues en ésta ocasión los masones somos los “buenos” y el único villano de la novela resulta ser un infiltrado que durante 10 años urdió una enorme venganza… lo que tampoco deja de mostrar al Supremo Consejo del Grado 33º de Washington, D.C., como un hato de cándidos que ni se imaginaban que podían ser penetrados en el nivel máximo del escocismo norteamericano. Pero en fin, sin infiltrado, no habría trama y por ende, novela.
A diferencia de El Código Da Vinci, ésta nueva entrega posee una dinámica más entretenida, el argumento es más atrapante que el anterior y sus personajes son menos fantásticos y caricaturescos. Aunque el villano resuma perversión y maldad pura, esto le da una mayor notoriedad… claro que no deja de ser un antagonista marcado por una tara física (como Silas, de El Código…, que era albino), ésta vez de manera voluntaria. Nuevamente el héroe es Robert Langdon, que dista mucho de ser un Indiana Jones, aunque tampoco esperemos un Atticus Finch (Gregory Peck, Matar a un ruiseñor) o un Quijote que desafía a los molinos de viento creyéndolos gigantes. Más bien, Langdon es un héroe intelectual, atrapado, una vez más en una intriga en donde habrá de emplear su ingenio y sus conocimientos más que la fuerza bruta, en salir airoso de la multiplicidad de problemas en que se ve envuelto.
Otra razón para darle las gracias a Dan Brown es que no dudamos en que la novela despertará las ansias de miles de personas a nivel mundial que busquen ingresar a la Masonería, ya sea por volver a estar de moda, por curiosidad literaria o por poder penetrar a los “Círculos internos” que se refieren en el thriller. Una razón de peso para sostener éste punto es el hecho de que tras la publicación de “El Código Da Vinci”, en 2003, el Opus Dei vió incrementadas sus filas en un 40% tan sólo en los Estados Unidos, país poco católico. O bien, habremos de toparnos con varios conocidos y conocidas que nos harán preguntas acerca de la Masonería, tomadas por supuesto de la lectura de El Símbolo Perdido. Nada más por eso, éste best-seller habría de ser lectura obligada entre las autoridades masónicas, para que no sean sorprendidos cuando algún periodista del sensacionalismo barato, algún familiar cercano o algún amigo profano en cotilleo de café comience a hacer preguntas incómodas acerca de la Orden y que las mismas sean argumentos desviados de la verdadera esencia de la Masonería. Nuestras autoridades habrían de leer el libro tan sólo para estar preparados. Además de ser garantía de, por lo menos –acompañados de una taza de café o chocolate—disfrutar una buena trama y pasar un rato agradable en una fría tarde lluviosa.


No nos esperemos, ni por asomo, encontrar una calidad literaria como la que habría en La insoportable levedad del ser (Milan Kundera), Ensayo sobre la ceguera (José Saramago) o Demian (Hermann Hesse). No estaremos leyendo a un Carlos Fuentes, ni a un Orhan Pamuk, ni a un Jorge Luis Borges, ni a un John Updike. No. Se trata de un autor comercial, y por lo mismo, es fiel a su espejo diario. Su finalidad es escribir libros atrayentes (no necesariamente interesantes), jugar en los mismos un poco –o un mucho- con la fantasía, con la ciencia y con las teorías de la conspiración, venderlos y forrarse el bolsillo de dólares contantes y sonantes. Hay que matizar que Dan Brown no vende gato por liebre: sabe y lo anuncia que se trata de un camelo, de una historia cuyo fin es el entretenimiento, lo mismo que si fuéramos al cine a ver a Steven Spielberg y quisiéramos compararlo con Akira Kurosawa o con Vittorio de Sica. O si viéramos un filme de Lindsay Lohan esperando encontrar a una Audrey Hepburn. Lo terrible del caso es cuando el público lector cree sin ambages que la verosimilitud es igual que la veracidad
Debemos leer El Símbolo Perdido, por lo menos para estar preparados y hablar con conocimiento de causa: desmentir o afirmar, según sea el caso, lo que se dice de la Masonería y de los masones en la novela. Y si no, por lo menos, entretenernos un par de noches sin sufrir con los reallities show de Televisa y Tv Azteca y evadirnos un poco, pues también las mentes brillantes deben descansar.

22 comentarios:

  1. Gracias por su opinión, que hemos reflejado en nuestro blog. Un saludo fraternal

    ResponderEliminar
  2. ps yo estoy leeyendo la novela y me parese muy interesante,de hecho soy fan de las novelas de dan brown aunque la mitad de lo que esribe no sea sierto jeje pero es entretenido leer sus novelas,y esta quero que superara a el codigo da vinci

    ResponderEliminar
  3. A mi me parece un libro horrible, con deciros que me faltan unas pocas páginas para terminar y no tengo ni ganas. Y no lo digo por la temática de los símbolos que me encanta, sino porque es redundante hasta el aburrimiento. Nos trata a los lectores como incapaces de seguir una trama, o tal vez sean las propias limitaciones del autor. Es denso, largo, inverosímil: todo eso pasa en 24 horas? cómo es posible que los personajes al borde de la muerte puedan recuperarse y ponerse en acción tan rápidamente?
    Villanos y superhéroes de un cómic imposible. Es macabro e incita a la violencia, todo lo contrario de lo que propone la ciencia noética a la cual alude tanto el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. igual que tu no me parece nada bueno, el final aburrido y se intuye la trama rapidamente como que el villano es el hijo muerto y que ese gran poder es poner al descubierto a los principales masones, muy buena tu critica mucho mejor que la del blog.

      Eliminar
  4. estoy deacuerdo, el libro es interesante, pero cansa, no te da ganas de querer mas.

    ResponderEliminar
  5. NO DEBEMOS OLVIDAR QUE EL SIMBOLO PERDIDO ES UNA NOVELA DE AVENTURAS Y DAN BROWN APROVECHA QUE LOS PROFANOS NO PODRAN DISTINGUIR CUANDO LA TRAMA SALTA ENTRE LA REALIDAD Y LA FANTASIA, LO CUAL HACE LA NOVELA INTERESANTE, ADEMAS LA CRITICA TIENE RAZON, LOS MASONES SOMOS "LOS BUENOS" . SI HAY QUE LEER EL SIMBOLO PERDIDO.
    UN SALUDO FRATERNAL A TODOS LOS HERMANOS

    ResponderEliminar
  6. yo acabo de terminar de leer la novela en este momento y esta muy interesante me parecio muy buena, ademas vi hace unos dias un documetal en televición este mismo libro y decian que la mayor parte de lo habla ahi que si es real asi como la exactitud de los lugares etc., esta mi humilde opinión,ademas que soy fan de las novelas de dan brown, la verdad no se cual es mi favorita de las cinco que he leico.
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  7. hola yo soy fan de dan brown pero claro el libro es ta bien ami me gusto mas el codigo da vinci bueno sera por que tambien soy fan de da vinci pero ese no es el punto yo solo queria comentar algo acerca de la pajina 335. es solo que casi al final de esta pajina las cosas ho la tradoccion no me dejo muy contento digo demaciado explicito . practicamente no deja nada ala imaginacion

    ResponderEliminar
  8. Muy entretenido, no podía dejar de leerlo. Primero leí el codigo Da Vinci, luego el símbolo perdido y por ultimo angeles y demonios. Los tres me atraparon, aunque debo decir que de ellos, me gustó más El símbolo perdido, o Angeles y demonios? no sé, todos me gustaron mucho. De hecho, a raíz de haberlos leído, me entró una sed por saber más acerca de sociedades secretas y la obra de varios artistas: Bernini, Miguel Angel, Da vinci, etc. a pesar de no estudiar historia del arte ni nada parecido. Me entretuvieron bastante los libros y aún sigo queriendo saber más sobre el tema, algo que definitivamente no se puede decir de muchos otros autores "más reconocidos".

    Katzenbach, me gustó muchísimo, no creí que una historia pudiera atraparme más que El psicoanalista, y Dan Brown lo ha hecho, en cada página. Sin embargo, a pesar de que ambos son autores de thrillers, mientras por un lado se critica al autor del codigo, por el otro se alaba la de Katzenbach.

    Milán Kundera, la Insoportable levedad del ser. No pude leerlo. Tras 70 páginas decidí abandonar sus lectura. Simplemente es diferente, muy de su tiempo. He leído y escuchado cientos de opiniones acerca de su obra y la califican de digna de admiración, una obra cumbre.

    Tal vez por eso mismo es que Dan Brown es tan criticado. Aquellos puristas de la literatura quieren ver un historia más lenta, que provoque más a la reflexión que al ansia de seguir leyendo. Los tiempos cambian, y las obra también.

    He leído a Saramago, y sus historias tienen más ficción que las de Brown (leánse Las intermitencias de la muerte, Ensayo sobre la Ceguera, Caín...). Y aún así, no se le puede criticar por ello, ni siguiera por el hecho de que el escritor escribe sin puntuación ni diálogos.

    Hesse, Poe, Kafka, Camus, todos ellos reconocidos, nadie lo niega, habrá a quien le guste y a quien no, en lo personal a mi parecen buenos escritores, que en su tiempo innovaron con sus libros, proponiendo nuevas formas de pensar. Quien lea a Brown esperando un documental sobre sociedades secretas, obras de arte o simplemente hechos verídicos pierde su tiempo esperando algo que no va a llegar.
    Los tres libros son thrillers, thrillers que mezclan sociedades secretas, obras de arte y situaciones de suspenso como se supone que un libro de tal género lo haría.

    ResponderEliminar
  9. Me parece bastante acertada la crítica, el autor obviamente es un sensacionalista que gusta de vender libros, pero que se puede hacer?, son interesantes.


    ciao

    ResponderEliminar
  10. HOLA A TODOS PUES ESTOY POR TERMINAR EL LIBRO EN MI CASO UN AUDIOLIBRO Y ME GENERO MAS EMOCION ES ALGO MAS TETRICO CUANDO ESCUCHAS LAS VOCES SOBRE TODO DE MALAK PUES PARA UN NOVATO COMO YO ESTA BIEN E LEIDO EL CODIGO DA VINCI Y ANGELES Y DEMONIO Y ESTA OBRA EL SIMBOLO PERDIDO ME GENERO MAS INTERES EN SI ES UNA BUENA OBRA SEGUN MI HUMILDE OPINION PUES GENERA CRITICAS COMO ELOGIOS LO CUAL NOS INDICA QUE DE UNA U OTRA MANERA NOS INTERESA ;)

    ResponderEliminar
  11. Una buena novela, aunque sinceramente la trama era tan vertiginosa e intrigante que el final me ha dejado un poco vacío.

    ResponderEliminar
  12. El libro es entretenido desde esa construcción "cinematográfica" de la historia. Sin embargo, entre algunos otros elementos es válido destacar el hecho de que reitera en aspectos de la masonería en los que NUNCA está de por demás insistir: La divinidad del ser humano, la trascendencia de lo que hacemos por los demás y el ideal de una conciencia mundial.
    Ojalá el público logre captar todas esas referencias, las asimile y las haga perdurables en sus propias vidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fin alguien q opina lo mismo q yo!!, es precisamente por los argumentos q acabas de exponer que me intereso tanto el libro, y raiz de esto he encontrado cosas en mi vida q nunca pense q pudieran existir. Saludos

      Eliminar
  13. Un increíble libro, bastante interesante y entretenido, en mi opinión la masonería no es en absoluto nada malo, al contrario, es una fraternidad que podría salvar al mundo gracias a un increíble poder llamado..... Sabiduría, saludos a toda la hermandad mundial de Maestros Masones

    ResponderEliminar
  14. el libro es bueno pero dja mucho q hablar

    ResponderEliminar
  15. megusta la trama q tiene este el libro el simbolo perdido, como se va dejando al descubierto una sociedad secreta, y como la masoneria aplica su ciencia, de la cual algunas religiones no estaban deacuerdo, me gusto leer el libro, tiene mucha logica y sabiduria.

    ResponderEliminar
  16. Acabo de finalizar con su lectura, y he de decir que a medida que avanzaba en ella, iba decayendo en interés, para llegar a un final bastante vacío para mi gusto. Quizás me esperaba algo más. Además me pareció bastante similar al Código da Vinci en algunas situaciones, como que se repetían patrones (similar antagonista y similares aliados, etc...). Recomendable parcialmente.

    ResponderEliminar
  17. Me gusta mucho la literatura y la verdad me gustan este tipo de novelas cercanas a la realidad... no me gustan las cosas terriblemente fantasiosas como Harry Potter o la saga Crepusculo, esto me transporta mas... puedo buscar en google fotos de los cuadros y lugares q se mencionan para poder ver como son pero... tmb se ver q es una ficcion, yo soy cristiana y me gustò el Codigo Da Vinci, pero veo q hay algunos q se lo toman muy personal...

    ResponderEliminar
  18. la novela es entretenida pero por momentos divaga, algunos sucesos no están ligados a la historia central y eso la vuelve tediosa, por otro lado en realidad no existe ningún símbolo perdido, y la pirámide dividida no tiene ningún fin.
    tanto para llegar a algo que ya muchos saben, "que la biblia encierra una gran sabiduría aun por descubrir"

    ResponderEliminar
  19. Bueno, yo he leído solo Ángeles y Demonios, El Código DaVinci y El símbolo Perdido, pero de los 3 no sé cuál me gusta más. A pesar de que una gran parte de las historias no son reales, Dan Brown sabe lo que hace. Atrapa al lector y, al final de cada libro siempre me ha dejado atónita y con ganas de saber más acerca de las sociedades secretas que menciona en sus libros. Me gustó tanto que pienso estudiar Historia del Arte para saber más acerca de todo lo que menciona en los libros relacionado con el arte y secretismo.

    ResponderEliminar
  20. pues ami me parecio muy interesante su libro lo acabo de terminar

    ResponderEliminar